Volver
Inicio Indice Motivación Objetivos Complejidad Escritos El Autor

C U L T U R A   Y   C I V I L I Z A C I Ó N
Indice (Contenido)

Volver a escritosComunicate Bajar en pdf Texto comprimido

En dos artículo con fechas consecutivas de 1999 del diario Le Monde1 de Francia, dos autores afines con la filosofía social, el primero el profesor Pierre Bourdieu, y luego, el profesor Vincent Tournier quien comenta y critica la postura del primero, escriben sobre el rol de la cultura y su puesta en marcha a través del proceso de civilización.

De ahí que el propósito del presente texto: Cultura y civilización, sea aclarar algunas cuestiones para ampliar dos perspectivas distintas que van a girar sobre un mismo eje, el problema de las producciones culturales. Pues existen tres modos de salir de la caverna de Platón, una es por la convicción simple, el filósofo auténtico es aquel que logró salir de la sombra a favor de la luz y la verdad, que es la que propone Bourdieu, y la otra es por la inversión de la mirada, esto es, a través de una forma que no sea la representación transmundana de aquellos que han creado otro mundo en deprecio de lo real, que es la postura de Tournier. Y por último, la tercera, la de Edgar Morin para quien “la complejidad nos prepara para vivir lo inesperado, aunque no nos libra de la incertidumbre”. Este es el punto de partida de esta reflexión que da cuenta sobre algunas ideas claves del pensamiento de Morin.
A escritos IndiceInicio Comunicate Bajar en pdf Texto comprimido







Compás, transportador, brújula, cartas de navegación y libros de cálculos.
2. I N T R O D U C C I Ó N   (volver al índice)

El profesor Vincent Tournier2 ha intentado refutar en Le monde el discurso periodístico que hizo del profesor Pierre Bourdieu3, publicado con anterioridad en el mismo periódico. Si bien ambos autores tienen un discurso compartido, pues se proponen hablar sobre la cultura y el proceso de civilización en el mundo contemporáneo, se permiten desde la racionalidad criticar las producciones culturales que están mediadas por los índices del mercado mundial, esto es, la lógica de la velocidad y la eficacia. En este contexto, la cultura –entendida como un conjunto de valores vivientes cuya humanización consiste en generarse a sí misma– se la ve como parte de un mecanismo. Artificio que suple lo originario de la cultura. De ahí el riesgo…, pues lo cultural, lo propiamente humano, se impone por un sistema que toma los objetos culturales como producciones culturales, generando así un clima de competición cuya libertad no es otra que la de los mercados. Según esto, conviene preguntarse si ¿efectivamente el mercado mundial pone en peligro las producciones culturales?, dado que las producciones culturales son las que permiten al hombre tener un pensamiento innovador.

2.1. O B J E T I V O S   (volver al índice)

2.1.1. G E N E R A L E S:
          Destacar la importancia y la utilidad del Paradigma de la Complejidad para modelar el pensamiento.

2.1.2. E S P E C Í F I C O S:
  •           Aplicar los saberes de la complejidad al contexto de las producciones culturales.
  •     
  •           Construir otros modelos de enfoques que se ajusten a la serie de los objetos culturales.
  •     
  •           Pronosticar las nuevas formas a partir de las cuales el campo de las humanidades se está viendo favorecida.


  • 3. D E S A R R O L L O   (volver al índice)
    Desde el enfoque sociológico de Bourdieu cuanto “Más ganancias, menos cultura”4, esto conduce a ver el proceso de civilización como inconciliable con la idea de cultura, dado que, escribe Bourdieu:

    […] la lógica de la velocidad y la del lucro que se reúnen en la búsqueda de la búsqueda de la máxima ganancia en el corto plazo me parecen incompatibles con la idea de cultura. Cuando, como decía Ernst Gombrich, se destruyen las “condiciones ecológicas del arte”, el arte y la cultura no tardan en morir. (La omisión es mía).5

    Según Bourdieu, se puede comprender porqué los universos de producción cultural no tienen afinidad con las leyes del mercado6 pues son “incompatibles con la idea de cultura.”7

    De esta manera, lo que se amenaza no es otra cosa que el derecho de autor, es decir el pensamiento innovador, pues la reducción de las obras culturales, como las pinturas, a una mercancía pone a los artistas bajo el catálogo de lo que tiene valor comercial de lo que no, es decir la ley de la oferta y la demanda. El sistema se apropia de las obras innovadoras y los convierte en objeto de uso para las fuerzas conjugadas del dinero. “En realidad, se trata de una lucha entre un poder comercial que intenta extender a todo el universo los intereses particulares del comercio y de los que los dominan”8 dice Bourdieu.

    Frente a esto, está la perspectiva de Tournier para quien “El mercado hace la cultura”.9 En efecto, Tournier objeta la postura de Bourdieu cuando se pregunta: “¿Qué quieren los nuevos amos del mundo?”,10 luego responde:

    Simplemente transformar la cultura en una mercancía como las demás, es decir, aplicarle las mismas reglas que a cualquier otro producto, […] Que esto en Francia sea considerado chocante es lógico.

    […]

    [Pues] Bourdieu no dice que el modelo estatista de la cultura, es decir, el rechazo de la lógica del mercado, lleva fatalmente a volver a poner la producción cultural en manos de las comisiones de expertos, únicas autorizadas a decir qué artista merece ser ayudado o reconocido. Simplemente preconiza la preservación de un mundo que, en el fondo, es un lugar de exclusión social, privilegios y prebendas. Un mundo al cual el contribuyente promedio no tiene acceso pero que es obligado a financiar. (Las omisiones, los subrayados y las negritas son mías).11

    Tournier invalida la creencia de Bourdieu sobre la “extraordinaria uniformización”12 del mercado, puesto que si la cultura es una mercancía como las demás con reglas aplicables como las de cualquier otro producto, puede integrarse a la civilización y participar así de la democratización cultural. Por ello, en Tournier la lógica del mercado lleva a evitar a que los objetos culturales estén en manos de los académicos, o sea, de las comisiones de unos pocos expertos, los cuales son los únicos autorizados a decir quién merece ser ayudado y quien no.13

    4. C O N C L U S I Ó N   (volver al índice)

    Para terminar, si para Bourdieu el proceso de civilización se apropia de los pensamientos innovadores que nacen de una cultura y los convierte en manuales de estudio, para Tournier, en cambio, el sistema por sí mismo está en función de la democratización de los pensamientos, o lo que es igual, la civilización es la que posibilita el surgimiento de los pensamientos innovadores para la cultura. De ahí que el peligro que pueda generar el mercado mundial para las producciones culturales esté más bien marcado por ese platonismo clásico que a Bourdieu no le permite ver otra forma de salir de la “Caverna”.

    A la hora de pensar la civilización, la cultura, la constitución simbólica de la sociedad y lo innovador conviene recordar lo que Morín14 escribe: «el todo está incluido en la parte que está incluida en el todo y la parte podría ser más o menos apta para regenerar el todo»15. Los seres humanos son en cierto modo el reflejo de la sociedad/cultura que al mismo tiempo los refleja. Lo social y lo cultural que simultáneamente abren al mundo también –por medio de sus paradigmas– cierran otros. Si pensar es “pensar en movimiento”, este proceso de pensamiento es un «proceso dinámico de construcción». Solo crea aquel que construye. Por todo ello se propone una respuesta a la pregunta (supra): el “paradigma de complejidad”, que frente al paradigma de simplificación haga otro tipo de uso de la lógica de los mercados. Complejidad en donde coexista el sentido del valor y de la calidad poética de la vida. Pensamiento innovador que pone en movimiento aquello que la lógica económica (conjuntista-identitaria) ha pensado en forma estática.

    FIN

    5. B I B L I O G R A F Ì A   D E   C O N S U L T A   (volver al índice)

    Bourdieu, Pierre. “Más ganancias, menos cultura”, Clarín, 24/11/99, Pág. 34 - Traducción de
    Elisa Carnelli. -  Cfr. Le Monde, 24/11/99 (Francia).

    Morín, Edgar.  El Método, vol. III. Madrid. Editorial Cátedra. 1999.

    Tournier, Vincent. “El mercado hace la cultura”, Clarín, 25/11/99, Pág. 36 - Traducción de Elisa
    Carnelli. Cfr. Le Monde, 25/11/99 (Francia).

    R E F E R E N C I A S

    1- Ver al final bibliografía.  [Volver al texto]

    2- Vincent Tournier (n. 1959). Profesor de Ciencia Políticas del Instituto de Estudios Políticos de Grenoble.   [Volver al texto]

    3- Pierre Bourdieu (1930-2002). Sociólogo, profesor del Colegio de Francia.   [Volver al texto]

    4- Bourdieu, Pierre. “Más ganancias, menos cultura”, Clarín, 24/11/99.   [Volver al texto]

    5- Op. cit.   [Volver al texto]

    6- "Todas las obras que se exponen en los museos, todas las películas que se conservan en las cinematecas, son productos de universos sociales que se constituyen poco a poco independizándose de las leyes del mundo ordinario y, en particular, de la lógica de la ganancia" escribe Bourdieu. Ibidem.   [Volver al texto]

    7- Ibidem.   [Volver al texto]

    8- Ibidem.   [Volver al texto]

    9- Tournier, Vincent. “El mercado hace la cultura”, Clarín, 25/11/99.   [Volver al texto]

    10- Op. cit.   [Volver al texto]

    11- Ibidem.   [Volver al texto]

    12- Ibidem.   [Volver al texto]

    13- Por supuesto que la postura cívico-cultural de Tournier en relación con la lógica del mercado mundial no tiene en cuenta los dividendos financieros, es decir, quienes van a ser los que se beneficien mejor econonómicamente por las leyes de la oferta y la demanda.   [Volver al texto]

    14- Edgar Morin (n. 1921), sociólogo y epistemólogo francés.   [Volver al texto]

    15- Cfr. Edgar Morin, "El Método", vol. III, Cap. IV. 3. El principio holo(gramático/escópico/nómico).   [Volver al texto]

    InicioAtrás Arriba Comunicate
    República Argentina | Copyright © 2004-2020 | Ley 11.723 | Aspectos Legales
    Reproducción autorizada únicamente con fines educativos citando su origen:
    Lic. Gustavo Rodríguez: http://www.infinitodevenir.com.ar/